Se va a ampliar la superficie sobre el puente de la calle Móstoles, a la altura de la ermita Nuestra Señora de Belén. Allí serán construidas sendas aceras a ambos lados de la calzada, que también será remodelada para suavizar los giros que deben realizar los vehículos. “El objetivo es mejorar la accesibilidad de ese punto, tanto para peatones como para conductores”, explica la concejala de Urbanismo, Ana Pérez. El presupuesto para los trabajos asciende a 214.000 euros.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada va a actuar en la confluencia de las calles Nazaret y Paseo de Roma, a la altura de la ermita Nuestra Señora de Belén. Para ello se va a ampliar la superficie sobre el puente de la calle Móstoles, ganando más espacio al tráfico peatonal y rodado y serán construidas sendas aceras a ambos lados de la calzada. Ésta también será remodelada para suavizar los giros que deben realizar los vehículos.

Especialmente significativas serán las obras en la margen derecha, ya que se construirán una acera que, hasta ahora, era inexistente. En el lado izquierdo se ampliará la existente. El trazado de la vía se rediseñará «para hacerlo más cómodo y seguro», señalan desde el Consistorio, cuyas fuentes apuntan que las obras «se iniciarán en breve» y que no afectarán al tráfico «que seguirá abierto, exceptuando cortes esporádicos en momentos puntuales».