El Pleno de Fuenlabrada pide por unanimidad de todos los grupos políticos a la Comunidad de Madrid, que destine más recursos materiales y humanos para el mantenimiento de los Parques forestales de Polvoranca y Bosque Sur.

En la moción aprobada se pone de manifiesto el deterioro de estas zonas verdes, así como el descenso de la actividad pedagógica de sus centros de interpretación. En los últimos 10 años han visto reducidas sus plantillas en un 50 por ciento.

La Corporación de nuestra ciudad, al completo, insta de este modo al Gobierno regional a dotar de mayores medios materiales y humanos a estos parques, para su cuidado y mantenimiento así como para sus centros de educación ambiental que han perdido la mayor parte de su actividad y permanecen cerrados durante varios días en semana.

Todo esto impide a los vecinos de Fuenlabrada y de otras ciudades limítrofes disfrutar de estos pulmones verdes y a los más pequeños de programas de ocio medioambiental como antes.

Además, el Ayuntamiento ha pedido que se adopten medidas tendentes a luchar contra la leishmaniosis a través de medidas de control de aguas, desbroces de zonas verdes, control de los animales que lo habitan…

El Parque Forestal Polvoranca, limítrofe con nuestro término municipal, es competencia de la Comunidad de Madrid y tiene sus servicios privatizados. Tiene 150 hectáreas de superficie y más de 19.000 árboles. La plantilla de ambos centros de educación ambiental ha pasado en los últimos años de veinte trabajadores, a los 11 que cubren el servicio en la actualidad, una caída considerable que está afectando en todos los aspectos a estos rincones verdes del sur de la región.