El Ayuntamiento ha adquirido un total de 32 desfibriladores, que se instalarán en los diferentes centros municipales de la ciudad para garantizar “una atención médica más segura y eficaz”, dicen desde el Consistorio fuenlabreño. Estos nuevos aparatos se suman a los 25 de los que disponen desde 2009 todas las instalaciones deportivas y otros equipamientos municipales y permiten actuar en materia de reanimación cardiopulmonar y de primeros auxilios.

La adquisición de los nuevos desfibriladores se contempla en el contrato aprobado este viernes en Junta de Gobierno Local, con vigencia para cuatro años, en el que se incluye, además, el mantenimiento de los 57 aparatos y la formación en ‘Soporte Vital Básico’ a 230 trabajadores -cuatro por cada uno de los desfibriladores que hay en los equipamiento municipales-. El presupuesto destinado a este programa es de 80.000 euros.

“Queremos garantizar en todos los espacios municipales una atención médica de emergencia a través de la instalación de los aparatos y la formación del personal para su utilización”, asegura la concejala de Recursos Humanos, Raquel López.

Desde el Gobierno municipal aseguran ser “muy conscientes” de la importancia de la seguridad y la prevención y “de ahí el esfuerzo en la instalación de estos aparatos, su conservación y la formación de trabajadores públicos”.

Texto: Prensa Ayuntamiento de Fuenlabrada/Redacción

Foto: Prensa Ayuntamiento Fuenlabrada