El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha aprobado la puesta en marcha de un plan de sonorización de los semáforos de la ciudad, en coordinación con la ONCE, para hacer el municipio “más accesible” y responder a las necesidades de la población con problemas de visión.

El plan, que ha sido acordado por unanimidad en el Pleno municipal, también incluirá una campaña para informar a las personas con problemas visuales de las nuevas localizaciones de semáforos y la posibilidad de utilizar este sistema de activación del sonido, según ha destacado el Consistorio en una nota.

Tras realizar un estudio en las calles del municipio, todos los semáforos que se instalen o se repongan en la localidad serán sonorizados y el sonido podrá ser regulado por los usuarios o usuarias a través de un sistema de activación, para evitar las señales acústicas cuando no se necesitan.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Raquel Carvajal (PSOE), ha explicado “el 70 por ciento de los semáforos están sonorizados”, ya que, desde hace tiempo, “el Ayuntamiento trabaja en colaboración con la ONCE para mejorar la calidad de vida de todo la ciudadanía y hacer una ciudad cada vez más accesible”.

La ONCE, que en 2018 celebró su 80 aniversario, es una organización solidaria cuyos fines sociales se dirigen a la consecución de la autonomía personal y plena integración de las personas ciegas y con deficiencia visual grave, bajo el protectorado y supervisión del Estado.