La hasta ahora segunda Teniente de Alcalde de Fuenlabrada y concejala de varias áreas, Teresa Fernández, presentó el viernes su dimisión tras ser declarada culpable por malversación de fondos al usar material del Ayuntamiento y un funcionario para hacer una obra en su vivienda. «No dañar el pacto de Gobierno», el objetivo que Fernández manifestó tras su renuncia, se mantiene. Este lunes el alcalde, Manuel Robles, ha firmado los decretos de cese de las concejalías que ocupaba la dirigente de IU hasta ahora, que pasarán a estar comandados por Javier Ayala.

Las áreas son, en concreto, Sostenibilidad, Obras Públicas, Mantenimiento Urbano, Edificios Públicos, Cooperación, Consumo, Comercio y Sanidad. Asimismo, ha decretado el cese de Francisco José Hernández como asesor en materia de Obras Públicas, Mantenimiento Urbano y Edificios Públicos, que también ha sido declarado culpable. El cese efectivo de la concejala se producirá el próximo 21 de diciembre, tras el Pleno de Presupuestos.

En opinión de Teresa Fernández, lo sucedido se ha tratado de una «cacería personal y política del PP». Por su parte, Manuel Robles ha valorado la gestión realizada por la ya ex concejala en las materias de las que ha sido responsable durante su pertenencia al equipo de Gobierno y ha agradecido el servicio prestado a Fuenlabrada.