El Fuenlabrada lleva varias semanas trabajando de cara a la próxima temporada; la renovación de algunos de los artífices del ascenso, los posibles refuerzos y ahora la remodelación de su estadio, el Fernando Torres. El equipo madrileño hizo públicas las obras en el feudo fuanlabreño, inaugurado en el año 2001, a través de su cuenta de Twitter. De esta manera, el equipo madrileño busca amoldarse a las exigencias de LaLiga para los equipos que disputan la Segunda División.

Este cambio de apariencia del Fernando Torres será especialmente notable en sus gradas. El Fuenlabrada pretende pasar de los 3.000 espectadores que puede acoger en la actualidad a una cifra superior a los 7.000, que ya alcanzó en la eliminatoria copera de la temporada 2017-2018 ante el Real Madrid. Para ello, se instalaron unas gradas provisionales que se convertirían en permanentes esta campaña.

Aumentar la potencia de la iluminación, instalar la infraestructura necesaria para las televisiones y para la tecnología VAR, que debuta esta temporada en la División de Plata, y adecentar la zona mixta, sala de prensa y accesos al recinto serán otros de los cambios que sufrirá el feudo fuenlabreño. Un estadio hecho a medida del equipo y la categoría.